COMUNA24 SOCIAL

La Resistencia: Osadía Inestabilizadora del Perú

Fuente: El Comercio - Lima, Perú


Introducción

Bajo la frase “Dios, Patria y Familia” nace “La Resistencia”. El objetivo principal de este artículo es conocer más acerca de esta organización social extremista y de derecha que asegura tener la misión de mantener la democracia en nuestro país. “La Resistencia” es una organización social y política ultraconservadora que a través de sus prácticas un tanto extremistas basadas en la desinformación y zozobra han pretendido desestabilizar el gobierno de turno.


Te puede interesar: Sigue nuestros cursos virtuales que se dicta en Comuna24

¿Oposición u obstrucción?

“La Resistencia” se ha mantenido como un frente en oposición al gobierno de turno, es por ello que las posibles alianzas o vínculos siempre se han pactado con organizaciones que han ido por el mismo camino. Los miembros y líderes de “La Resistencia” han apoyado movilizaciones y marchas de diferentes colectivos conocidos como:

  • ● Con mis hijos no te metas.
  • ● Los Combatientes
  • ● La Insurgencia.

Fuente: El Comercio - Lima, Perú


¿Cuáles son las prácticas de esta organización?

Las prácticas de esta organización pueden estar vinculadas a la desinformación a través de las fake news de temas coyunturales como el desconocimiento de las elecciones presidenciales de 2021, o promover discursos antivacunas. Asimismo, una de las acciones más polémicas son los discursos de odio y de violencia frente a sus adversarios que no van en la propia línea de ideas.

Ante el inminente descontento ciudadano acaecido por la alta desconfianza institucional en el Perú, en donde el Congreso y el Ejecutivo tienen los peores números, han surgido agrupaciones que pretenden desestabilizar a los gobiernos de turno, este es el caso del Grupo La Resistencia, el cual se denomina como aliado del fujimorismo “albertista”, es decir, la corriente fujimorista que reivindica la figura y el régimen del expresidente preso, Alberto Fujimori.

Al ser una organización que se edifica a partir de postulados e iniciativas de civiles de extrema derecha, las acciones de amedrentamiento y hostigamiento tienen su base en sus principios morales y políticos conservadores. Es por ello que este grupo ha tratado de vincularse con partidos como Fuerza Popular y Renovación Popular, que se postulan en pro de la "libertad".

Es preciso mencionar que este grupo se rige bajo el lema “Dios, Patria y Familia” evidenciando una posición religiosa conservadora, una posición pro nacionalista y una alineación pro vida. Esto es parte de la identidad que ha creado este grupo y que muestra sin tapujos a la sociedad.

Fuente: Comuna24 - Lima, Perú

¿Cuáles son los motivos que emplea esta organización para actuar?

Este grupo se hace valer de los principios que profesa, por lo cual ante cualquier accionar de parte de los altos mandos que vaya en contra de sus propios principios la reacción por parte de este grupo civil es violenta y enfocada en acosar y hostigar a sus detractores. Según Paula Távara (2021), la elección de Pedro Castillo como Presidente de la República fue otro detonante de una colección de manifestaciones violentas por parte de este grupo con el motivo de querer vacarlo al presuntamente vincularlo con el comunismo, por lo cual lograron amedrentar contra las autoridades electorales tildándolos de “filoterroristas”.

Por su parte, los partidos políticos a los que se los ha vinculado han rechazado las relaciones con este grupo, sin embargo, estos no han iniciado una serie de medidas para parar este conjunto de acciones violentas dejándolas pasar por alto. Esto permitiría que la ciudadanía sea permisiva con el accionar de esta agrupación y, por consiguiente, iría acostumbrándose a que el debate político incluya violencia.

Foto: Facebook (2021) Lima, Perú


¿Estas manifestaciones se consideran participación política?

Debido a lo expuesto, las acciones del grupo “La Resistencia” sí se consideran como participación política, debido a que estas acciones buscan influir en el gobierno o el proceso político (Delfino y Zubieta, 2010).

El carácter desestabilizador de “La Resistencia” nos da un alcance de sus motivos, pero son sus acciones violentas las que lo califican como una forma de participación política no convencional, específicamente una participación violenta (Sabucedo y Arce, 1991) ya que hay casos donde hubo daños a la propiedad y violencia física.

Entonces, “La Resistencia” se configura como un grupo que debido a sus ideales con tintes extremistas se ha manifestado como una oposición al gobierno en los últimos años, esa pretensión de influencia en las decisiones políticas y en el mismo gobierno lo posicionan como un grupo que participa políticamente, y debido a la manera en cómo se manifiestan a través de sus acciones, lo convierten en un modo de participación no convencional, agresiva y violenta.

Asimismo, el surgimiento de la agrupación “La Resistencia'' marca un precedente importante para el análisis de los conflictos sociales que producen una gran dicotomía en el Perú, sobre todo por la peculiar forma en que está agrupación concibe los conflictos sociales en el status quo Dentro de la amplia literatura que se puede hallar entorno a los conflictos sociales Kahneman y Tversky manifiestan:

Las personas no tenemos conflictos en abstracto, los construimos personalmente desde la interpretación subjetiva de una situación y la identificación y valoración que hagamos de nuestros intereses y los de las otras partes en dicha situación, lo que se conoce como "efecto del contexto" (1984) Llevando a estos aceptores no solo a asumir una posición, sino también a actuar de forma disruptiva y violenta con quienes piensan diferente.

Frente a ello es menester mencionar las polémicas posiciones que ha asumido la agrupación "La Resistencia" en los últimos cuatro años, siendo estos: el apoyo desmedido al partido de Fuerza Popular (a pesar que la lideresa del partido, Keiko Fujimori, lo haya negado), a ello también se le suma la ayuda a la agrupación "con mis hijos no te metas" y actualmente a los antivacunas (incitando la idea de la libertad frente a la decisión de vacunarse, incluso cuando ello pueda repercutir en sus vidas y en la del prójimo), estas situaciones han generado una amplia polémica generando en algunas ocasiones violencia.

Fuente: El Comercio - Lima, Perú


Conclusión

Finalmente podemos concluir que existe una construcción subjetiva acerca de los conflictos sociales, sin embargo, los colectivos tienden a ser percibidos de una misma forma por los factores pre existentes en la sociedad, empero, dichas percepciones colectivas algunas veces representan y ocasionan una mayor polaridad en el país a nivel político y social. Es así que vemos al grupo “La Resistencia'' como un entramado de sentimientos que tratan de asumir una postura política frente a una problemática a la cual ven como peligro.

Tiene una organización en la que sus involucrados se han visto envueltos en situaciones de resistencia a la autoridad, como el hecho de no aceptar resultados electorales o no cumplir con las medidas restrictivas para contrarrestar el avance del covid-19.

La conformación de este grupo y sus acciones llama a la reflexión sobre el futuro de las protestas ciudadanas y cómo estas se desarrollan para poder hacerse escuchar frente a un panorama político y social muy caótico, un panorama en donde lo que debe primar sea el respeto y la tolerancia, por encima de la violencia y la discriminación.

Si te gusto nuestro artículo dale like y compartela con tus amigos.

Si te interesa saber más de nosotros te recomendamos los cursos virtuales de Relaciones comunitarias y Responsabilidad social dictado en Comuna24.

No olvides que nos encuentras en Facebook como Comuna24 y en Instagram como @Comuna24